9 nov. 2017

No lloras por llorar

En respuesta a "No lloro por llorar", Violeta Parra.

Si tu no lloras por llorar
confieso corazonar como tú.
Llanto como río al mar.
Los cauces, infinita puerta a los tiempos escazos de virtú’.

¿Qué viene tras las horas entregadas por papeles sino alcanza pa’ las deudas?
El carácter pendenciero del mundo es lo que nos hace llorar.

Ayer, buscando trabajo,
llamé a una oficina de cemento,
como si yo fuera un ornamento
me miran de arrib’ abajo,
con amenazas a destajo
me han prometido cien veces,
como si gusto les diese
al verme esperanzar;
muy triste me hacen llegar
al mes que me acontece.

Busco en nuestra memoria tus quebrantos en letra y pentagrama
¿perdimos la esperanza de qu’esto tenga su arreglo?
Los cantos del pueblo alzarán tu ser,
los bramidos se amansarán.
Escúchanos desde el subterfugio del misterio de tu muerte.
Compañera, tus juramentos varios en nombre de la dignidad.

¿Cómo era el susurro del viento que llamaba tu nombre Violeta?

30 sept. 2017

Servicio público

Cuando responde correos el sábado,
algo está mal.

Ejercicios de respiración para soportar al director,
jefatura UTP,
44 horas de vida perdida.

Escorts premium valdivianas.
No tomemos tan en serio
que el viejo en la espera del psiquiátrico mira porno esperando su hermano internado.

Mara, Charlot!
Las quiero toítas.
El choro se presta por 40 lucas?
Cabra tu valís más que eso
paga la U pa' ser odontologa en el Reino Unido.
Al británico no le importan sus dientes chuecos baby.

Cuerpo cerveza nena.
Cuerpo auto tinder nena.
El tamaño importa?

Pero qué es ser poeta maldita?
Si el masho que escribe es el que se encama?
No soy el que recita versos de Benedetti mientras ellas se mojan.
Me gusta darle besos a chiquillas mientras ellos se me tiran con un verso cliché.

Las viejas derivadas me miran en la sala de espera,
en paranoia "podría ser mi nieta, joven y loca".

Fetichizamos nuestras enfermedades
porque no somos especiales.
Estas ganas errantes de ir a la aurora boreal.
Proyecto de porrista
proyecto de mujer
más travesti que nada.

Estas voces que me dicen
el cerebro tiene tonicidad.
Vamos a ser vintage dándole vueltas a la neurona como casettes
hacia delante
pero sobretodo hacia atrás
por si encontramos mensajes del diablo subliminales de los 2000.

Soy un zombie con ojos gigantes,
que lee en pelota.
Ser poeta es jugar a ser elegante con la palabra.

Solo la escritura nebular
trastornada y bastarda ex canuta
acomoda estas enfermedades hipocondríacas,
para hacer cura del mal de este siglo:
Egocentritis aguda.



Fin del invierno



Mete al fuego estas últimas leñas que tengo en casa.
Despiertan en la noche y crujen las brasas.
Amarrando mi mano a la sábana,
pensando en el sexo inexorable.

En el invierno busqué los recuerdos creados de tu piel.
Me anticipo para cuando nada suceda.
Intento escuchar tu desvelo sediento.
Descubierta, en el mal aparentado pudor.

Es desafío no abrir las puertas.
Inmiscuirse en el cuarto con el paso imprudente sería una caída al placer.
Disfrutar tu cuerpo como si fuera el primer y último día de sol del mes.

Me gusta retrasar mi presa,
dorar para que cuando mordamos el deseo,
los orgasmos sean largos y húmedos.
Observar jugando con paciencia,
contornearme cerca, con las plumas entre mis senos.

Soy bandeja de plata.
En la altura de un mueble,
una gata mira sospechosa.

Este toro lo vuelvo cenizas, mientras mis piernas tocan sus hombros.
Resopla yéndose feliz por las horas que aguardó para entrar.
Toma lo que puede y lo que quiero que obtenga.

Ellos juegan a esconderse para ser serpientes en mi nido.





29 ago. 2017

Isla de los Toraja

Como el mar rojo, tu mano se extendió abriéndome.

A
Dentro

Para
Sobre
Un acordeón de los pliegues.

El ego nunca es amigo del amor.

Los puñales recibidos en invierno.
Sólo una mujer bañada en creencias,
posterga pedirle ayuda a su tótem.

La muerte no me encontrará despavorida.
Ni desolada por no haber encontrado la causa de mi ausencia.
Expuestos los tatuajes serán enmarcados.
Mis trozos desparramados hasta las córneas en humanos.

Con travestis despedirán a la flor de terciopelo,
llena de espinas y no la corona de Cristo precisamente.

Una pequeña que se salva de las olas,
sin padre camina desnuda hacia el mundo que la ve levitar.

23 ago. 2017

Taijitu

Se derrite el sol en 
                                   mí,
cobija el dintel en el terremoto del 
                                                       yin.
Las brasas bajo el techo,
el escudo de lágrimas guardan la sal del agua.

El a mor es la valentía del inteligente.

Ni esperanza,
ni miedo.
Ni éxito,
ni fracaso.

La cuenca vacía de los ojos.
                           (Nos podrimos por las mismas larvas).

Cuando nos volvemos peces, el mar se convierte en el concreto que destruye el pasado.
La mirada perdida esperando la primavera.
En la urna de mis abuelos, el beso en la mejilla de mi amado traicionero.
La luna me grita las palabras escondidas en su menguante.

En esta Tierra ansiosa no debo ser,
mientras camino por el hilo de la vida y la muerte.

Aquellos funestos recuerdos y predicciones,
los hago volar con el poder de la determinación.


23 jul. 2017

Las cartas

Maga colgada, emperatriz del cambio.
Él me dijo, la intriga,
como si hubiera un universo que desborda.

Lo amé desde la segunda vez que lo volví a ver.
Los años lo volvieron hombre,
y la plenitud en mi cuerpo
lo llamaba.

Yo no sentí el deseo que sentí con otros hombres,
la fugacidad del placer y las caricias nocturnas.
Con él quise los días,
los mares por la mañana.

Una mujer que no vuela se vuelve pez.
Quiero nadar con el pez de río que tomó forma humana.

Importará lo material a la crudeza del amor?
Perecerán todas las corazas del mundo
ante el dolor sublime de estar vivos.

Sin la certeza de un suelo confortable.
Ícaro se lanza a los cielos para llegar al universo
detrás de mis ojos, como los describe.
Hace de esta noche la incertidumbre más bella.

Los miedos que se esconden entre mi mente.
Mi primer paso al humedal.
Es un ser que sutil me apresa
en la noche de luna llena.

Un día


Un día le dijeron a un poeta
por qué no haces poemas felices?

Este juglar
, bardo, coplero, poeta, rapsoda, trovador, vate, aedo, recitador, adivino, vaticinador, literato, autor, escritor, versificador, poeta, versista, cáncer marxista, condoro de pareja noventera chilena, homosexual y provinciano pensó:

El pueblo sin fotografiar, observando el abrazo de la señora y su peluca de tony vendiendo popcorns cuando se cruza con su amigo el curagüilla con jockey desteñido.
La estufa cruje y se cae el ollín solo.
Los siete orgasmos después del sexo con amor.
El chacal de la trompeta con mi tata.
El hipo de la risa.
Pasando piola volao' en la pega.
Inmunidad a la caña.
La destrucción del capitalismo.
Los semáforos verdes cuando voy atrasado.
Gol de Chile, quizás eso no.
Pagar mis deudas.
Viajar y ganarme el kino.


A lo que le respondió: un día escribiré un poema feliz, pero los poemas felices son los peores.