26 ene. 2012

Morituri te salutant


Sería tu piel lejana, plagada de tubos

Lo que extrañe más de ti

Estar contigo quore mío.

Pesadilla en la telaraña con la arácnida que no atrapaste

Y lo intentaste dos horas. Preferías pensar en los unicornios.

Despierta ese pitido de la máquina

Que recuerda… vives, Fénix.

La sala de espera, este espacio de casa desalmada

Silenciosa como antítesis de hogar.

Estoy sobrepasada y me niego a mí misma

A esa esencia de llantos y exageraciones

Errare humanum est

Guardo silencio, como una dama

Las miradas se clavan

Morituri te salutant, Morituri te salutant, Morituri te salutant

- - Aquí no se admiten palabras indebidas, escotes pronunciados, ni risas exageradas.

Digna de ser una de las beatas de tu altar, junto a tu foto y el Padre Pío.

Ahora vienen… la fuerza, el newen, las energías cósmicas, la bendición… que yo no concibo.

Las cuencas del rosario

Los santos descubiertos

Y me vuelvo un roble en tus ojos.

Los sollozos de mamá distantes

¿Será que mi hogar es donde estás tú?

Aquí me presento como “la persona de”

Pero Soy yo misma irreductible, por cierto.

1 comentario:

  1. pero soy yo misma.
    lindo Cami como siempre. me encanta com escribes. un beso bonita :***

    ResponderEliminar