23 feb. 2012

Letras de agua y sal


No tengo cierto soplo de vida,

Levantarte cuales fábulas o verdades hebreas

Tal vez un rayo llegue a tu tálamo para desdoblarte

Y venir esta noche a hacerme compañía.

Llega tu susurro desconcertado entre las sábanas

Con la incertidumbre de que fueses desechable.

Sonreímos después del primer beso culposo

Temis cumplió después de tantos desgarros.

El tiempo fue de escarcha, a hojas, a flores

Y seguía el pez nadando en mi vida.

De amantes, a eternos.

Nunca entenderemos qué fue lo que nos unió

Tan vehemente

Soy el racimo quebradizo, mientras los fantasmas sacan lágrimas de furia.

Ya no los haces callar

¡Si tan sólo tu voz emanara de ese cuerpo inerte!

Sobra

E irrita

Cuales cuchillos entran

A desgranar lo vivo que brotó

Quién me quita este dolor

Sáquenme del cuerpo

HAGANME UNIVERSAL

No quiero ser más terrenal

Entraste a altamar

Y ya no hay señal que te llame

Por favor, vuelve

Escúchame impetuoso

Antonio, te lo suplico

Hay tantos hijos

Viajes

Esperando por nosotros

Ni carne ni sangre nos hace este amor

Se escucha a lo lejos…

Las estaciones que pasaron entre juegos y colores.

La piel vívida destila gin y perfume, y tu olor se asemeja al recuerdo

¿Volverás a germinar en esta tierra seca?

El agua retornará a su cauce cuando lo verde invada esta realidad gris y brillante

Río, para ser cínica

Pero hasta las más despreciables entrañas están a tu favor

Las mareas, las constelaciones

Todas se alinearon para aquel 10 de julio

Lo tenías premeditado

Sin saber que te hundirías conmigo

Entre el frío y la lluvia que no cesaba.

Místico y lejano a la tierra

Te quemaste por querer acercarte al sol.

Ahora soñaré con tomar las maletas que hice tantas veces en mi mente (sé muy bien que llevaré), partir bien lejos, reencontrarnos en infinitos lugares y hasta en otras dimensiones. Era contigo, siempre fue contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario