28 ago. 2012

Μελπομένη


A Barbara
Cual Melpómene 
Quién escalará hasta su altura…
Habiendo tenido deleites en sus pupilas,
Invocada en noches
 Huían
Presagiaban la tragedia misma.
¿Y las musas de la musa?
¿Acaso tu complejidad es intrínseca en las curvas que te envuelven entre las sábanas?
Ellas y ellos buscan lo simple y lo claro nerudiano.

Toma mi mano que encontraremos otros bosques más espesos que el resto.
Y sí, llamémosle RESTO
Como basura de días, putrefacta.

Mira con ese desdén tuyo,
Te imagino en La Bohème
Con tus cigarros largos, tu música desconocida, tus alusiones a películas y libros que nadie ha leído.
Mira con ese desdén tuyo  
Tu puedes, otra no.

Te susurro que yo nunca he sido musa de nadie, en este pueblo no se conocen hombres que quieran a mujeres con cicatrices. A Alguno le diría: Une fois m'as-tu aimé? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario