26 ago. 2012

Fiesta



Vomita, su cabeza va a explotar si vuelve a escuchar un llamado más de él, aun así no puede llorar por los temblores que viajan en su cuerpo. Va en micro a la costa, no sabe por qué, él quiere verla en una fiesta, ella acepta, ya no quiere saber que su mamá le llora por el teléfono asustada por las amenazas de un hombre desconocido.

Lo espera sola en la costa, un adicto a la pasta la mira, al otro lado del teléfono él le dice que suba al transbordador. La besa en la frente tiernamente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario