19 sept. 2012

Monólogo de una mujer moderna

     - Siéntate y escúchame un rato, sé que tienes que atender a otras mesas
pero ESTA BIEN, te daré más propina.
Leí en un cuento"No había ningún espejo cerca. Se miró en mis ojos" cursilería más bella pero vomitiva, lloré un rato.
Nunca fui ni seré Palomita blanca, atrás quedaron esas fantasías de ser la flaquita pobre que se encandila con el cuico hippie. Tengo un trabajo, títulos y proyectos andando que además los llevo con mis arrugas controladas con una buena crema, costosa por lo demás.
                                 MI TIEMPO ES ORO

Estoy empoderada
y sería la perfecta protagonista de una serie del TV cable.
Sigo soltera
y al parecer los hombres buscan a lampiñas 10 años menos que ellos.
Siempre fue así,
me dejaron por la niñita que les prendía velitas,
que se reían de todos sus chistes
y nunca les rebatieron en sus ideas.
Esas niñitas son la fiel copia de sus madres y abuelas tontas
esas mujeres en serie de la huincha que nosotras alcanzamos a huír
nosotras Las Mafaldas reclamonas Las Glorias Trevis (con o sin himen) Las Marta Sanchez: desesperadas eternas.
Quieren que nos depilemos hasta la zona más indepilable, desaten su pedofilia reprimida por otro lado.

Traéme otro pisco sour, que esta noche estoy enojada.
GRACIAS
Como te decía...
Tuve la  pésima idea de buscar hombres inteligentes y caí una y otra vez en los mismos patéticos egocéntricos. A mis años llevo mi misandría muy controlada y silenciosa. A veces, en algún pub como este, dirijo la mirada a alguno, nos acostamos y al otro día volvemos a la rutina.

Es poder femenino dicen mis amigas
Es que soy muy exigente dicen mis amigos
Demasiado complicada dice mi mamá
Mi princesita dice mi papá
NADA digo yo. Mis arrugas no estarán siempre controladas, tan sólo quiero alguien que se refleje en mis ojos y en mi mundo. No quiero redimir a nadie, tengo demasiadas ocupaciones para estar pensando en "qué hago para conquistarlo".
SALUD chiquillo, gracias por escucharme, toma aquí tení luquita extra. No me recuerdes esta conversación nunca.


1 comentario: