15 dic. 2012

Viaje de la heroína 4 (gun)

Antes que esta
pistola
vuele los sesos.
Quisiera llamarte
(que contestaras)

por qué me dejaste
como Penélope
tejiendo mi vida.

Por qué no fue un "me"
sino uno, dos, tres,
que quieren poner belleza en una
flor
     de loto

No nací para eso,
nunca supe para que nací tampoco

Y que no necesito
más que esta
hermosa jeringa

y mi sangre
ensuciando el arma.

No soporto ninguna
herida más, ni en mis brazos
ni venas.

Mi heroica sangre
me hace sentir
la mayor
emperatriz
de este puto mundo que me miró de
arriba a abajo.

Quiero que
llores en mi funeral
quiero que todos mis amantes
lloren y digan
lo linda que fue mi boca
y qué buena mujer fui,
culpables de haberme hecho su estúpida Penélope.


Los maldigo
en la bala del microsegundo.

Los relego a una vida
excomulgados
de la locura:
serán conscientes de cada flor que pisen.


En mi funeral
los sostendrán sus
carroñas
de corteza sobria y cabellos amarillos.

No los visitaré
ni al primer sueño.
Nunca.

El orgullo, mi único fiel amante terrenal,
me seguirá hasta la próxima vida.

Mi heroica sangre me cubre los ojos.

Las Condes, balcón, deceso 1:00 am. Mujer, rut...

1 comentario:

  1. Lo que me gusta es tu libertad de palabra... más allá del dominio del lenguaje o del dominio de la semántica... tu libre albedrío, tu grito me gusta, porque no es vómito como mal llaman algunos al hecho de escribir de corrido, es viento diría yo... si, lo que me gusta es la ventolera de tu palabra. :)

    ResponderEliminar