25 feb. 2013

Somos una manga de fracasados Con futuros brillantes.

En la infancia.
Mientras todos jugaban fùtbol
Ustedes preferían jugar con las amigas
O leer un libro,
Yo jugaba,
Pero muy mal.
Cualquier cosa en vez de ser la mamá
O representar la novela de moda.

Nos conocimos, de seguro
Borrachos.
A los amantes hemos conocido
Borrachos
Y
Somos yetas, nos persigue la nube negra, o salados.
Malditos no creo, nadie perdería el tiempo deseándonos mal.

Estamos los tres en la cama
Sin tener sexo
A mi me gustan los hombres, a ti también (pero los que le gustan otros hombres) y a ti las morenas y bajas, mis antítesis física.
Somos tres viejos canosos que se ríen de sus desgracias
Mala suerte en el amor y mala suerte en el juego
Estamos en un terminal de buses y cada uno tomará un destino que no sabe.
Por ahora odiemos juntos, amemos por separado, salvémonos de las locuras y que nadie
Nos corte las alas.
Menos, nos quite la fiesta.

Mujer


Vas caminando por la calle con miedo cholita
Te están haciendo el amor
A su manera
Con la vista.
Te pasa por vestirte como una puta
Por comprar esos vestidos que te marcan
Las caderas
El escote.
No culpes a los hombres
Tu concupiscencia
De gran maraca
Que hace que te quieran someter.
No te quejes si ellos te quieren desvestir
Por ser tan follable
Tan exquisita
Que te lleven a un callejón
Te violen
Te bañen en su semen
Y luego te dejen como un estropajo
Por puta barata.

18 feb. 2013

La petite mort

De observarte a contraluz
Cada  espasmo
Y giro de tu cuerpo,
Te vuelves como un dios
Que ha sido sacado de su pedestal.

De no atarme a ti
Sino a nuestro placer
Y sentir la humedad
Libre e insurrecta,
Me hace amarte
Lo que duren nuestros viajes.

Nunca te ataré
Y no te obligaré a entregarme regalos
Ni palabras que no sientas
Sólo repasa con tu lengua
Aquellos lugares
Que nadie tocó con certeza.

De amarte y poseerte
Admiro ese cuerpo allí
Que yace dominado
,-Por nadie-,
Que vibra y termina.
Duerme tranquilo mi morenito
Y despiértame en un beso.

Las cicatrices me han perdido
Las ganas
De competir con tus amantes
Quiero sentirme viva
Después de las batallas
Y los ojos que he cerrado de muerte.

Contraconquistamos
Ese amor de tarjeta barata
Con la lluvia, la música
Y las pieles fundidas en una.

9 feb. 2013

Me dijeron



Me dijeron frígida
Me dijeron puta
Me dijeron caliente
Me dijeron pecadora
Me dijeron concupiscente
Me dijeron oveja negra
Me dijeron comunista
Me dijeron anarka
Me dijeron feminista
Me dijeron rica
Me dijeron gorda
Me dijeron flaca
Me dijeron anoréxica
Me dijeron ansiosa
Me dijeron síndrome depresión post-traumático
Me dijeron sertralina
Me dijeron eszopiclona
Me dijeron rara
Me dijeron lesbiana
Me dijeron falocéntrica
Me dijeron traumada
Me dijeron loca
AHÍ YO TE BESÉ Y TE DI LAS GRACIAS
Es lo más cuerdo que me ha dicho alguien.
Y me dicen, dicen, dijeron, hasta mi muerte y después.
De seguro tú leerás esto
Y serás una más de nuestro pacto a mi muerte.
Florcita rockera,
Nuestro destino pende de un hilo
Sálvate
Antes de que tu cerebro
Se pierda en la postmodernidad.

5 feb. 2013

Sol de invierno


Mi musa adorada
De lejos, te saludo
Pero te observaría,
Desnudas
Me daría pudor
Sólo
Hacer el amor a tus dos dilatadas pupilas
Y sentir tu piel.

Envidiarte la belleza
Sería maldad pura
Te admiro como una pintura renacentista
Yo no soy la flor delicada que eres tú.

Pero amándote y siendo mía
Como una muñeca encerrada en mi pieza
A la que fotografío en blanco y negro
Y ningún hombre pueda tocar.

La hermosura de tu pelo cuando se humedece
Y se vuelve rizo.
Ninguno de ellos
Verá tu alma
Como yo la veo
A nadie inspirarás
Versos más lindos
Que los que te escribo.

Solo piensan
En tu cuerpo banal
Yo te sublimo
Hasta
Tus lindos vestidos
Y tus piernas con esas medias caladas.

No hay amor más puro que éste
Muñeca, sol de invierno
Nunca serás mía
Y así lo quiero.

4 feb. 2013

Confusa



Los miedos se dejan
Cuando ya no soy yo misma
Y me vuelvo una bacante
Y me desnudo para que me beses
Desde los pies
Hasta el cuello
Alabes mis pechos
Les des energía
En el vaivén de un enredo de piernas.

Eres corriente
Y Juro engañada que te enamoraré
Y Juro, por la virgen que soy
 Que si eso pasara
Ya no te desearía.

Acallo la mente
Que me endurece el cuerpo
Me vuelve tensa
Y estatua de Venus.

Mejor
Me persigno
Doblo mis rodillas ante ti
Y mi boca lentamente va hacia tu sexo.

Eres mi culto nocturno
El dios de una pagana
Me muevo danzando hasta
Tenerte
Y ser uno.

Se lo entregas a muchas
Que son parte de otros cultos
Me gustas tanto cuando me miras así
Tu poliamor y mi moral las dejo en el velador.


Me susurras
Entre la palabra y la lengua
Y creo no poder tocarte sin poner los ojos en blanco
Mientras con fuerza
Tomas la iniciativa
Y yo pierdo
En el deseo
Con miedo
Me seco.
Me miras
Y te vuelvo a recibir
Entre mis fluidos
Y mi cuerpo
te reclama
Caigo
Y te amo lo que dura mi estadía entre tus sábanas.

3 feb. 2013

Sure


Querido mío: me dices que últimamente mis emails están con un tono nostálgico, un poco retro, pero es que presiento que en ese entonces persistir en el amor era más natural, ahora es todo tan plástico y desechable. Prefiero engañarme en una época propia donde se lucha en el amor, en los ideales y en las pasiones.
Estoy aburrida de este neo-pop sureño, la gente adapta las modas que tú ves allá pero a versiones de identidades perdidas, entre la tierra y el desarraigo, como queriendo verse modernos, pero el “sipo” se nos cae con naturalidad. Tengo tantas ganas de irme a vivir a la capital contigo, aunque deteste el smog y el metro volador, pienso en todas las cosas que hay allá, (tú por ejemplo) y sólo quiero tomar un bus, pero debo ser paciente lo sé.
Me pregunto cómo te habrá ido en tu concierto, no tuve señal en Llifén, por eso no te pude llamar, el lago está hermoso, tu sabes que aquí en Valdivia el tiempo está detenido y aún hay lugares de naturaleza indómita que la industria no ha visto. Te extraño tanto… de tu piel, esas siete estrellas que viajan en tu espalda, con excusas de ser lunares, les mando un beso astronauta a cada una de ellas.
Oye gringuito lindo, tengo ganas de bañarme en esos ojos de nuevo y escucharte susurrar esa ventolera de palabras de puro placer. Me dijeron antes que era muy fría, ahora me siento desarmada ante ti, como si no tuviese nada con que defenderme, pero no tengo miedo: yo no sirvo para querer a medias. Te pregunto de nuevo si nuestros mundos serán compatibles, tus largos silencios me tienen muy mal.
 Espero que me respondas este email, tú no usas nada más que este medio, quizás una de las cosas que me enamoró de ti, -lo confieso-, fue tu desinterés por los avances tecnológicos. Si me das tu nueva dirección de casa o pensión, hombrecito nómade, te puedo enviar unos libros que sé que te gustarán, prensaré Amancay; flores silvestres que recogí para ti camino a Llifén y las pondré en poemas que nos gusten.
Ay amor, me duele el corazón, como si me lo apretaran con uñitas, por no saber de ti. Tal vez ni me ames como me lo dijiste la última noche, a veces despierto con tu olor impregnado y desearía que me abrazaras bien fuerte. Hoy mi abuela me hizo sacar esos pancitos de vida que te daban risa y decía que el amor todo lo sufre, todo lo espera y todo lo soporta… más te vale, yo seré pagana pero cumpliré esa palabra. Me siento infantil, a veces se me olvida que ya somos abuelos que juegan a ser niños de nuevo. Tal vez me tiña mis canas moradas, como cuando fui punk ¿qué opinas de ese arranque de locura?
Aunque a veces dudes por tenerme lejos y veas todas esas santiaguinas de revista, no te olvides que no encontrarás otra como yo, siempre seré ese hogar que tu ambiente cuico no tuvo, ellos no saben cómo acogerte. Te escribo cartas que nunca leerás, pero esta te la enviaré pese a que me arrepienta, el vino me da valentía.

Practicante

Partí temblorosa a ese primer día de práctica, me dijeron que Pedagogía era una carrera muy fácil de sacar en corto tiempo, yo me vi rápidamente de actriz en otro lugar y decidí estudiarla, para contentar con el cartón a mi familia. Pensé en lo mucho que me gustó la literatura cuando la conocí, cómo me salvó la vida mientras yo sólo conocía aquellos best seller y los libros que en el colegio me hicieron leer, -por supuesto, libros pop-, había que cuidarse de formar políticamente a jóvenes que no se llevaban bien con los "adultos". Ahora que soy adulta, pensé, les diré que yo también fui como ellos, que no me adapté nunca a la Escuela y que todo me parecía tan falso y preparado; les diré que no me interesa que usen uniforme, que beban y fumen después de clases; los aconsejaré en lo que necesiten, y hasta... nos sentaremos en círculo para romper esa detestable jerarquía profesora-alumnos.
Saludo al caballero de UTP y conversamos de mi proyecto, es el primer día de clases y digo:
- Abran su libro del Ministerio y completen las actividades
Por la tarde llego a mi casa y lloro.