18 feb. 2013

La petite mort

De observarte a contraluz
Cada  espasmo
Y giro de tu cuerpo,
Te vuelves como un dios
Que ha sido sacado de su pedestal.

De no atarme a ti
Sino a nuestro placer
Y sentir la humedad
Libre e insurrecta,
Me hace amarte
Lo que duren nuestros viajes.

Nunca te ataré
Y no te obligaré a entregarme regalos
Ni palabras que no sientas
Sólo repasa con tu lengua
Aquellos lugares
Que nadie tocó con certeza.

De amarte y poseerte
Admiro ese cuerpo allí
Que yace dominado
,-Por nadie-,
Que vibra y termina.
Duerme tranquilo mi morenito
Y despiértame en un beso.

Las cicatrices me han perdido
Las ganas
De competir con tus amantes
Quiero sentirme viva
Después de las batallas
Y los ojos que he cerrado de muerte.

Contraconquistamos
Ese amor de tarjeta barata
Con la lluvia, la música
Y las pieles fundidas en una.

No hay comentarios:

Publicar un comentario