16 mar. 2013

Ausencias


Si ningún pensamiento de los que me atraviesan soy.

Porque he sido asesina en serie
Y mi autodestrucción
Me atrae tanto
Como un nuevo nacimiento.

A veces, cuando me estoy quedando dormida
Soy Carmen Gloria Quintana
Y el fuego no me deja dormir.

Otras noches me patean el vientre
Y ya no es menstruación la que me saca la sangre
Sino mi pequeño, que se muere por dentro.

Unas veces, soy apedreada hasta morir.
Mientras mi amante me mira escondido en medio del gentío.
A través de mi burka veo todos los malditos
Que me gritan adúltera, no merezco la lapidación
Por sentirme como nunca antes.

Una noche le confieso al cura
Que te amo, y que no quiero aguantarme hasta vernos casados
Y que el sexo me parece algo hermoso,
No quiero tener diez hijos como mi madre.

Hay noches que camino por las calles
Con tacos baratos que compré en rebaja
Me trato de tapar con la mini
Y lo miro para que me desee
Aunque sea por un momento.
Pedrito espera que lo despierte por la mañana
Le daré unos pesitos para que se compre la colación.

 Estas noches son más largas frente al espejo
Poseyéndome de mil mujeres
Para luego en un segundo darme cuenta
Que no soy sin que ellas sean también en mí
Sin esta trágica dualidad de ser enormemente triste
Por vivir más de una vida.

No me digas qué es fácil ser feliz
La vida es simple para los simples.

Mi memoria tiene miles de años
Y es más fuerte que mis deseos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario