31 mar. 2013

Viaje de la heroína 7 (causalidad)

Tu piel,
el anverso de la mía
oculta como un pacto
que se hace en una ciudad
de la que no se estorba.
Sólo una viajera silente
alejada de la voz expectante.

Un cuerpo de ola azul nocturna
se hunde en mi arena
desértica
con un oasis al sur.

Las pequeñas muertes
yacen como recuerdos
lejos o cerca,
pero no en la ciudad
de tumbas vivas
con ojos podridos de envidia.

Verte,
es siempre verte por primera vez.
Tratar de comprenderte
esos besos esquivos de la calle.

No debes convertirte en droga.


Ojos de luna creciente
los secretos se quedan en los pueblos
los demás, no merecen saber demasiado.

No debes convertirte en droga
No debes convertirte en droga
No debes convertirte en droga.

Mi sangre heroica
recibe el nuevo otoño
más amiga de la muerte.
No escribiré ni una línea más.




No hay comentarios:

Publicar un comentario