16 jul. 2013

Viaje de la heroína 8 (Buses)

Es un ser humano
cuando aspira  y escama.
Se desfragmenta por cada inhalo.
Al exhalar ríe,
a veces, en el mejor de los casos
vuela,
vuela y escribe con sus dedos en el aire.

Él la mira con sus ojos pequeños
ojos de niño en cuerpo ajeno.
Sus manos la acunan
mientras está sobre ella
abriendo entre sus piernas blancas
humedad.

Ya casi no escribe:
deja el oficio por noches con él.
O en antiguas borracheras llenas de versos,
donde sus poemas no pudieron ser escritos,
por no coger un lápiz mientras alza la copa.
                Son en esas noches donde la piel hierve

lo recuerda frustrada como la primera vez.