15 oct. 2013

Virgen del sueño bolivariano

Te desvistes y te sacas lo inmaculada.
Flor de la tierra,
Astromelia silvestre,
Camelia sagrada.
En tus manos siembras  la sabiduría y la intuición.
Al cielo, Inti nos ilumina.

AMOR Y LUCHA

Encierras en tus cantos las montañas y la grandeza de la tierra.
Mujer curandera
Machi
Sacerdotisa
Bruja
Pécora santa.

Las No Me Olvides que dejaste como ramitos en la mesa.
Los Pensamientos que aplastamos entre las hojas de la biblia.
En tu sangre, el matriarcado de tus abuelas.
Las recetas de la vida, las ansias de libertad.
Tus arrugas son el devenir de lo que nos has enseñado con humildad y paciencia.

Anoche te pedí que me devolvieras a mis muertos,
pero me dijiste con un suspiro
que ellos viven en nuestras esperanzas.

Mi virgencita del sacrificio
Tus mantos no son blancos
Están manchados de vivir
Guardando un rifle para defendernos si es necesario.

Esta noche de luna llena
La armonía de mi virgen pagana
Te prendo una vela y doy como ofrenda los frutos que hemos cosechado
de historias
de los colores de nuestros pueblos.

Con azadón y pala,
eres los elementos.
Tu placer en la clandestinidad,
contradicción de lo que nos avecinas que debemos perseguir:
nuestros sueños
 y ser dueñas de nuestros hechos.

Mujer latina no es mariana,
el orgasmo, el espíritu y cuerpo
se funden en un ser
y no hay trozos que distingan el uno del otro,
Por los siglos de los siglos.

Seguirás siendo la savia que fluye en Latinoamérica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario