13 jun. 2015

El cuento capitalino y LA ESTAFA


Tengo nostalgia de ser la reina de la fiesta
La sureña en la capital
Si creces escuchando las canciones de Madonna de los 90
Cher
Coliza y travesti
Desde que te pusieron esa falda calza a lo Gloria Trevi niña.

Allí estaba mi cuerpo, siendo el alma de la fiesta
Sin corona
Con el pelo electrizado.
Empapada en sudor,
me encantaba
escuchar sus ruegos de sexo
mientras se meneaban
hombres con hombres
mujeres con mujeres
hombres con mujeres, intersexuales y todos los gender trouble
Ayyyyyyy
Sodoma y Gomorra resonaba en mi mente
Y me di vuelta a mirar tantas veces
MAS NO ME CONVERTÍ EN ESTATUA DE SAL
la sal corría por mi cara.

Trágico retorno
desaprobación del huaso masculino y barrial
esperar en esta ciudad de lluvia
Donde todos me hacen tic tac.

Tengo nostalgia de las risas en el sótano donde corría la cerveza
Y una prima me decía que era una princesa odiándome
Mientras por las cartas me decía
Todas íbamos a ser princesas (¡)
Y me costó creer sus letras
No saber si esas letras fueron plagio de otras conquistas.

Revivirla en su cuerpo de niña con mente de mujer
En su risa negra
inhalando universos creados para las dos.

Sus letras,
de hermosa
me dieron vuelta.
Me enrrollaron amaneciendo sin despedirme para dormir con
sus palabras como almohada.

Un día desapareció:
sus cartas eran releídas buscando algún error en mí,
algún indicio de su paradero.
Ya no vería la mirada directa,
de pocos amigos,
refunfuñándole a la vida más diversión.

Supe que se fue a la montaña,
luego al lago,
después  a un pueblo.
Volvió enamorada
pero no de mí.
Convencida estoy que todas sus andanzas eran mentira,
mi dignidad no permite dolor.

Perder lo que nunca se tuvo,
buscar en otros olores
las sensaciones que creí vivir con ella.

La taurina deja el vacío,
y el tiempo inexorable
correrá estas lágrimas internas
a un caudal de sensualidad,
fuego que nunca tendrás entre tus piernas,
niña te perdiste tanto.

Y me adorarás,
tú al igual que mis hombres amantes
vuelven,
siempre vuelven rogándome que les de dulzura en este mundo que apuñala.

Mi deseo es un viaje  a lugares exóticos.
Mi deseo no tiene sexo.
Mi deseo es lleno de amor.
Mi amor pasa al odio,
y tengo tanto amor,
sólo puedo odiar para no dejar de desear,
con un sentimiento de lástima ajena,
de esta vida vacía que viven las mimadas como tú.

¡Tan estafada!
La promesa de oro, incienso y mirra
sólo fue cubrirse de cenizas.
No te gustó Pizarnik,
ni la comentaste,
me guardaré los versos de Safo también.

¿En qué momento veré esos ojos inquisidores?
Nihilista de cualquier dogma
Simetría de rostro
Asimetría de emociones que fluctúan entre el amor y el desinterés.

El invierno pasarías refugiada en mi cuello,
Ahora le temo a todas las estaciones sin haberte conocido.




Piscina verde


Pensando en que emerges de mi piscina sucia
Que te sientas frente mío
Y te ríes
O gruñes…
Dependiendo del día que hayas emergido
Mirarás con tu cara de pregunta
Y de satisfacción intelectual.

Entrarás,
observarás de reojo mi escote
y mis mejillas rojas
metonimia de mi deseo creciente
que recorre como música sublime.

En mi cerebro pequeños seres tocan como xilófonos…
Estoy en verde y rosado y morado y malva…
No me salves de este viaje.
No alimentes mi carne.

Te veo en blanco y negro
eres de una película antigua
esos auditores empapados de Hollywood
se quedarían dormidos al verte por cinco minutos.

No puedo dejar de asombrarme
Con tus detalles, tu profundidad.
 Te acercas y me conversas.
Yo, como enamorada poeta maldita viviendo en la época menos adecuada
Esto es manoseado malgastado cliché, 
Detesto la época que me tocó vivir.

¡Cómo te amo encontrado!
Viajero  del misterio
Conocedor del universo
Cae sobre mi cuerpo
Para sentir que muero.

El placer de tu líquido
El eros desborda el espacio
Los vecinos escucharán tocándose del otro lado
O mirándose incómodos.

Tu pequeña muerte y tus ojos que sonríen
chiquititos contentos.

Dormiremos hasta que el disco deje de tocar.
Para cuando el silencio se apodere del cuarto
Me habrás despertado con un beso tuyo en el cuello,

12 jun. 2015

Desmoronamiento de la heroína



Perpetro mil un deslices
Pero de qué me ha servido arrepentirme.

Incrustada en mi cuerpo
Encuentro en tu voz
Los recuerdos cuando me sentía
Joven y eterna dormida
dopada de pastillas,
menguándome sin frutos.

Vuelve el impulso de decir
creo que te amo y desearía imbuir en esa imaginación tuya
y despertar viendo tu sonrisa.
Para que luego te vistas, te vayas
y vuelvas una vez más.

Presiento que vendrás y te irás
el vaivén y esta incertidumbre de quedarme quieta
o seguir moviendo el mundo a la fuerza
fuerza de atracción,
y pese a que estaría enterrada en la tierra de hojas cada vez
que vengas a desenterrarme
y me tomes
y me vuelvas tuya
con mis raíces en la tierra
envolviéndome perturbada de tu piel.

Debo sacarme estas culpas cristianas
Esta necesidad de agradar al mundo
Al que no le agrado pese a mis vanos esfuerzos.
Te llevaré de viaje
Huyendo de mis fantasmas.

¿Tú querrías a esta nieta de nanas?
¿Besarías una a una mis cicatrices?
Ocultas en mi mente,
a mi piel deseosa de beberte.
A mi boca latiendo de un beso tuyo.

El resto advierte el espejo
El erotismo encarnado
Nunca me conocerán deshecha
Prolongaré la gran farsa
Me ahorraré despedidas
¿Habrá quien remueva la corteza?

Sería un sortilegio hombre tenerte.
Tan volátil
Frío punzante de invierno

Templanza primaveral entre mis piernas.

La discordia

Y si te pido los consejos
es porque veo en ti la sabiduría de un anciano,
las dudas de un joven
y las ansias de una vida sin tantas reencarnaciones.

Porque aunque me hagan daño tus revueltas e inseguridades
mi amor por ti será eterno.
Podrán pasar los años
y tal vez lo nuestro nunca vuelva a ser como cuando fuimos uno,
pero te he vuelto a escribir.

Y si te lloro tanto, me importas,
busco tu aprobación.
Ese ser masculino perdido dentro de mí
tú lo refuerzas
entre tanta femineidad.
Necesito los dos mundos.

Lo cierto es que cierro ciclos,
nunca serás parte de esos cierres,
de los muchos que habrán,
espero que estés constante en mi vida.
Una presencia permanente.
Una mirada inquietante analizando los momentos
más difíciles.
Esa espero será imposible,
Pues prevengo el detrimento,
                                    mutuo.

Te quiero ver fuerte amado,
feliz,
libera todas las penas de las vida,
las fluctuaciones.
Deja de trepidar y cavilar.
Sólo pon en una mente blanca,
                         la pizarra de
                                    atribulaciones y miedos.

Estas perdiendo el tiempo de las risas
que están encapsuladas en tu cuerpo y causan dolencias.
No hay dolor físico
sin el espiritual carcomiendo.

No toda la gente es dañina como me las muestras,
aquí estoy en mis debilidades
a carne viva
enseñándote a que pases por los puentes rotos:
te los arreglé cariño, para que transites con más liviandad.


Acepta mi regalo.

De la V a la O a la GRAN O

Tengo sed de venganza
Una y uno por una y por uno.
Caerán,
quiénes me han injuriado
Por amar
Por no obedecer
A las leyes, al partido, a la Iglesia
A la casa
Al amante.

Al amante
Que me obligó a querer su mal sexo.
A fingir el orgasmo ante su pregunta inquisidora
¿Cómo estuve?

¡Estuviste mal!
¡Estuviste pésimo!
Me tiraste, como a un objeto inerte
Como un trozo me succionaste
Me penetraste con dolor
Mientras pensaba cómo humedecerme con la mente
cómo humedecerme con la mente
piensa en algo excitante
piensa en algo excitante.
No obedecí
y pareciera que fuese una vieja historia
De una feminista sufragista
o
De una madre fugitiva
¡La mala madre!
De quien nunca supieron cuando el marido
La golpeaba hasta desfallecer.

Tengo todas las almas encarnadas
En mi cuerpo.
Estoy tan vieja,
Deseo descansar un rato de mi mente.

Tengo las rebeldías en la punta de mi lengua
La misma lengua filosa
Que odian las mujeres misóginas.
Me miran con sus
Muecas fingidas
Me vengaré.

Me vengaré también de quienes
me humillaron.
Tantas lágrimas.
Tantos vómitos
De palabras
De comidas mal digeridas
Por sus exigencias.
esto, aquello
aquí, acá
siempre por mi culpa por mi culpa
perdón Marx
perdón Simone
perdón academia
perdón académicos
perdón cuadros políticos
perdón cuadros orgánicos
perdón compañeros
perdón compañeras
perdón madre
perdón padre
perdón hermano
perdón ancestras
perdón Dios
perdón otros dioses (por si acaso)
perdón infinito.

ME ABURRÍ DE TANTOS PERDONES
SOY UNA PÉCORA BRUJA PAGANA BLASFEMA
Y YA NO PUEDO SEGUIR PIDIENDO TANTOS PERDONES
PORQUE LA SALIVA NO ME ALCANZA.

Mi sonrisa, es mi mejor venganza
Mi cuerpo excitado
Mi cuerpo en fiesta
Es su odio
Les duele tanto mi placer
Les duele tanto mi risa genuina
Mi felicidad
Seré MÁS feliz aún
Mucho más.

Quería vengarme
De tantos perdones realizados
a la hipocresía
Quería vengarme
de las ratas.

Ahora solo quiero sentir placer y amor
Paso del lloro al placer
Y me toco tan exquisito
Tan rico (mmmm)
Pensando en tus labios,

En tu deseo distante y acechante.