9 nov. 2017

No lloras por llorar

En respuesta a "No lloro por llorar", Violeta Parra.

Si tu no lloras por llorar
confieso corazonar como tú.
Llanto como río al mar.
Los cauces, infinita puerta a los tiempos escazos de virtú’.

¿Qué viene tras las horas entregadas por papeles sino alcanza pa’ las deudas?
El carácter pendenciero del mundo es lo que nos hace llorar.

Ayer, buscando trabajo,
llamé a una oficina de cemento,
como si yo fuera un ornamento
me miran de arrib’ abajo,
con amenazas a destajo
me han prometido cien veces,
como si gusto les diese
al verme esperanzar;
muy triste me hacen llegar
al mes que me acontece.

Busco en nuestra memoria tus quebrantos en letra y pentagrama
¿perdimos la esperanza de qu’esto tenga su arreglo?
Los cantos del pueblo alzarán tu ser,
los bramidos se amansarán.
Escúchanos desde el subterfugio del misterio de tu muerte.
Compañera, tus juramentos varios en nombre de la dignidad.

¿Cómo era el susurro del viento que llamaba tu nombre Violeta?